• 04/04/2016

¿Regla proporcional sí y compensación de capitales no?

Seguros

La Compensación de Capitales es una garantía que afecta al asegurado en el momento de cobrar una indemnización y que debería estar incorporada generalmente en las pólizas de daños. Permíteme mostrarte porqué.

La cláusula de Compensación de Capitales establece que “de tener que aplicarse la regla proporcional, si en el momento del siniestro existiese un exceso de capital asegurado en una o varias partidas de la póliza, tal exceso se distribuirá entre las que pudieran resultar insuficientes en razón a la prima que tal exceso genera”. Partiendo siempre de la buena fe del asegurado, la cláusula nos indica que la prima pagada en exceso para garantizar una partida, se puede aplicar para "comprar" cobertura de aquella partida asegurada en la que existe insuficiencia de prima. Veamos con un ejemplo qué diferencia de indemnización se produce por la aplicación de la cláusula de compensación de capitales.

Supongamos una póliza de seguro del hogar con los siguientes capitales asegurados y sus primas correspondientes: continente = 120.ooo € (prima: 1%0= 120 €); contenido = 18.000 € (prima 4%o = 72 €); total prima = 192 € (120 € + 72 €). Tiene lugar un siniestro y el perito determina los valores preexistentes de continente y contenido y los daños sufridos en ambos conceptos: continente = 90.000 €  y daños 1.000 €;  contenido: 30.000 €  y daños 3.000 €. Como el capital asegurado por continente es suficiente su indemnización no se vería reducida, pero no ocurriría lo mismo con el contenido cuya indemnización se vería reducida por la aplicación de la regla proporcional de la siguiente manera: 3.000 x 18.000 (capital asegurado)/30.000 (capital que debería haber sido asegurado) = 1.800 €. La indemnización total se ha visto reducida de 4.000 € a 2.800 €.

Si existiese cláusula de compensación de capitales, el perito recalcularía la póliza partiendo del artículo con exceso de prima (continente) y aplicaría el exceso de prima (30 €) a comprar capital adicional de contenido para compensar la falta de cobertura comprada para este concepto: Los 30 € del exceso se suman a los 72 € pagados originalmente y dan lugar a 102 €. Los 102 € hubieran permitido adquirir (102/4)*1000 = 25.500 €. Con este nuevo capital asegurado, la indemnización por contenido hubiera pasado a ser de 3.000 x 25.500 (capital asegurado)/30.000 (capital que debería haber sido asegurado) = 2.550 €. La indemnización total no se hubiera visto tan reducida al pasar de 4.000 € a 3.550 €, frente a los 2.800 € del ejemplo inicial sin cláusula de compensación de capitales.

A la luz de los resultados, el dictamen es obvio: la Ley de Contrato de Seguro debería incluir esta cláusula por proteger de forma clara los intereses del asegurado que siempre es la parte más débil del contrato.


Tags: compensación de capitales, Condicionado General, regla proporcional